Wednesday, September 12, 2007

Mendoza

A la mañana siguiente pasó mi tocayito Fer, el Pelao, por nosotras y emprendimos camino hacia Mendoza, a donde llegamos como al mediodía. Dejamos las maletas en la oficina del Pelao y nos fuimos hacia la reserva natural Villavicencio.


Rumbo a Mendoza en el carro del Pelao...


Ya en Mendoza esperando a que el Pelao regresara de su oficina...


El camino para llegar allá es una recta que parece interminable, pero que después de un rato da paso a un paisaje lleno de hermosas montañas que hacen que ese camino recto de paso a pronunciadas curvas. Bajamos en un hotel en el que estábamos dispuestos a comer, pero lamentablemente se encontraba cerrado. Así que continuamos nuestro camino por las montañas.


Bienvenidos a Villavicencio...


El hotel cuyo restaurante estaba cerrado...
ni modo, aguántense el hambre! jajaja


Continuamos subiendo por un camino lleno de curvas tan pronunciadas que les llaman caracoles. Me di una mareada! Pero eso no fue lo peor, jajaja, el Pelao se dio cuenta de mi miedo por las alturas y comenzó a manejar en la orillita del camino, yo ya nos veía cayendo por el precipicio! jajaja... Ya bastante arriba bajamos para contemplar el paisaje, el cual es increíble, y tomar algunas fotos... Ya se me había pasado el mareo, cuando tuvimos que subir de nuevo al coche para tomar el mismo camino, pero ahora hacia abajo, ahhhh!!! jajajaja...


Evidencia de la agresión de la que fui víctima, jajaja...
Hasta había señalamientos advirtiéndole al conductor la llegada
de "los caracoles" jajaja... muchas curvas, muchas curvas!!!


Tierra firme al fin! jejeje... que bello paisaje no?


De regreso en Mendoza entramos a un shopping (centro comercial, jeje) a dar la vuelta y comer. Después fuimos por nuestras cosas a la oficina del Pelao y luego a instalarnos al hotel. Ahí estuvimos un rato descansando, platicando y tomando mate. En la noche el Pelao nos invitó a cenar a un restaurante italiano delicioso!!! Fue una cena muy muy padre, ya que, además, la compañía y la plática fueron más que agradables.


Platicando un rato en la alberca del hotel


Al día siguiente visitamos las Bodegas Baudron, en donde nos explicaron todo el proceso de elaboración del vino. Además al final del recorrido tuvimos una pequeña degustación de unos cuantos de ellos... mmm ya se me antojo! jejeje...


Las Bodegas Baudron


Dentro de las bodegas, en donde se encuentran las barricas...


Y ahora a degustar vinito!!!


Después no recuerdo bien que hicimos, jejeje... creo que acompañamos al Pelao a ver lo de un nuevo camión que había comprado y luego fuimos a comer. Ya cerca de la noche llegó la hora de despedirnos de nuestro querido amigo, quien nos fue a dejar a la terminal para tomar nuestro camión rumbo a nuestro último destino del viaje: Buenos Aires...

No comments: